viernes, 22 de agosto de 2008

Prohiben al Padre Alvarez Valdés enseñar Teología: ¡En Buena hora!

En la fotografía el P. Alvarez Valdes, con sweter a rombos.


En buena hora llega esta sanción para el Padre Alvarez Valdés. En los últimos años, sus escritos audaces y su deseo de sobresalir a costa de predicar auténticas herejías han escandalizado y confundido, no ya a estudiantes de teología, sino a muchos fieles.

Desde aquí, felicitamos a Mons. Polti Santillán, que ha tomado esta firme decisión. Sin duda le acarreará muchas críticas injustas, de parte de quienes pretenden enfrentar las enseñanzas Sagrada Escritura con la Tradición de la Iglesia. Por ello, los invito a acompañar con nuestra oración a este obispo fiel, para que no vacile, sino que continúe en su labor apostólica con paso firme.

Roguemos también por el Padre Alvarez Valdés, para que reconociendo su error, sepa aprovechar sus dotes para la escritura y la oratoria para extender y afianzar entre los fieles la Santa Fe Católica.

Sancta Maria, Spes nostra, Sedes sapientiae, ora pro nobis!


Tomado de ACI Prensa:
El obispo de Santiago del Estero, monseñor Francisco Polti Santillán, retiró al presbítero Ariel Álvarez Valdés las licencias para enseñar Teología, publicar sus notas y artículos y usar los medios de comunicación social, al tiempo que lo exhorta a revisar su actitud, para el bien de toda la Iglesia, y de un mayor y fructuoso servicio ministerial. La medida fue tomada, según la Secretaría de Prensa del Obispado santiagueño, debido a que “algunas de sus afirmaciones causan perplejidad y llevan a pastores y fieles a preguntarse si dichas afirmaciones son compatibles con la enseñanza del Magisterio auténtico de la Iglesia”.

Comunicado del Obispado de Santiago del Estero

La Secretaría de Prensa del Obispado de Santiago del Estero informa que, ante la publicación en medios de comunicación locales de informaciones inexactas relativas a la supuesta situación canónica del Pbro. Dr. Ariel Álvarez Valdés, sacerdote incardinado en esta diócesis, el Obispado de Santiago del Estero se ve en la necesidad de aclarar a los fieles católicos de la diócesis y a la opinión pública en general:

1. El Pbro. Dr. Ariel Álvarez Valdés no ha sido afectado por “condena” alguna.
2. No corresponde a la verdad que dicho sacerdote haya sido sancionado y suspendido en sus funciones académicas por una decisión que lleve la firma del cardenal Tarcisio Bertone, ex secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y actual Secretario de Estado de la Santa Sede.
3. En ejercicio de la responsabilidad propia de su oficio, el Obispo diocesano de Santiago del Estero y superior eclesiástico inmediato del mencionado sacerdote, emitió con fecha cuatro de agosto del corriente año un decreto que dice:

Decreto del Obispo
Vistos los numerosos intercambios epistolares efectuados en forma personal con el Pbro. Dr. Ariel Álvarez Valdés acerca del contenido de muchas de sus reflexiones y propuestas teológicas publicadas en diversos medios de la Argentina y de otros países.

Considerando
1. Que algunas de sus afirmaciones causan perplejidad y llevan a pastores y fieles a preguntarse si dichas afirmaciones son compatibles con la enseñanza del Magisterio auténtico de la Iglesia.
2. Que el Pbro. Dr. Ariel Álvarez Valdés ha reconocido lo fundado de dichas reacciones provocadas por sus escritos y ha manifestado reiteradamente estar dispuesto a hacer las rectificaciones pertinentes en sus nuevas publicaciones.
3. Que el interesado también ha manifestado su disposición de hacer públicas las retractaciones correspondientes a las cuestiones teológicas que, en sus intervenciones, presentan ambigüedades o errores.
4. Que, sin embargo, el Pbro. Dr. Ariel Álvarez Valdés ha hecho notar que dichas retractaciones serían publicadas a condición de incluir una mención expresa a que se efectúan por pedido explícito de la autoridad eclesiástica.
5. Que de ser incluida en el texto dicha cláusula limitaría severamente la consistencia y la autenticidad de las retractaciones.

Por tanto, en virtud de lo establecido en los cánones 772, 812, 823, 824 y la legislación complementaria de la Conferencia Episcopal Argentina, por las presentes letras Decreto:
1. A partir del 5 de agosto de 2008 y mientras no se disponga otra cosa, el Pbro. Dr. Ariel Álvarez Valdés carece de licencias para hacer nuevas publicaciones o disponer la reedición de publicaciones anteriores.
2. A partir del 5 de agosto de 2008, el Pbro. Dr. Ariel Álvarez Valdés carece de misión canónica para la enseñanza de disciplinas teológicas en cualquier nivel de docencia, incluyendo cursos cortos, conferencias y toda otra actividad análoga.
3. A partir del 5 de agosto de 2008, el Pbro. Dr. Ariel Álvarez Valdés carece de licencias para participar en la organización y uso de medios de comunicación social, incluyendo internet, ya sea a través de escritos, grabaciones, filmaciones y cualquier otro tipo de soporte.
4. Exhorto al Pbro. Dr. Ariel Álvarez Valdés a que revise su actitud en espíritu de humildad, obediencia y comunión, para el bien de toda la Iglesia, y de un mayor y fructuoso servicio ministerial.
5. Notifíquese a quienes corresponda y, una vez cumplido, archívese.
Santiago del Estero, 21 de agosto de 2008.
Sonia Quiroz, Secretaría de Prensa del Obispado de Santiago del Estero.

Antecedente
En el año 2001 la Congregación para la Doctrina de la Fe, que presidía el cardenal Joseph Ratzinger, pidió a AICA que difundiera la retractación del Pbro. Ariel Álvarez Valdez, quien había publicado un artículo de divulgación bíblica en el que afirmaba que “no es posible seguir creyendo en la existencia de los demonios”.

“Por medio de la presente -decía la última parte de la retractación del padre Álvarez Valdés- quiero retractarme de estas afirmaciones, y reconocer que eran erróneas y contrarias a las enseñanzas de la Iglesia Católica, a la que amo y deseo servir fielmente desde mi ministerio. (…) Asimismo quiero dejar en claro que me someto (…) a todo lo que la Santa Madre Iglesia cree y enseña y que deseo permanecer siempre unido a ella”. El texto y la información respectiva se publicaron en el boletín AICA Nº 2335 del 19 de setiembre de 2001, pág.469.+




Mons. Polti Santillán, obispo de Santiago del Estero, saludando al Santo padre.



Nichán Eduardo Guiridlian Guarino
nichaneguiridlian@gmail.com

9 comentarios:

José María dijo...

Creo que lo que se dice está fuera de sí. Los estudios realziados por Ariel acreditan sus escritos. Creo que lo que sucede es que el Padre Ariel habla con libertad de espíritu y abre coreazones y mentes de distintas personas y eso a la Opus Dei no le gusta porque prefiere a los que no piensan y aceptan todos sin más.
Fuerza a Ariel, y no será el último, ya somos varios los acallados. Pero la verdad nos hará Libreeeeeeeeeessssssss.

Alvaro dijo...

Es difícil acoger todos los mandatos de la jerarquía de la Iglesia, ¿por qué creer que pueden tener en todo la verdad? Vienen a mi mente las atrocidades de la Inquisición, de la experiencia con Galileo, la contradicción entre la excomunión y el perdón 7 veces 70, lo contradictorio que todo esto parece al ponerlo en paralelo con la mirada misericordiosa de Jesús, etc. De hecho, el Papa acaba de desmentir que existiera el Limbo. El padre Ariel puede también estar equivocado, pero su mensaje no va en contra del mandamiento del amor, por el contrario, ha permitido sentir con mayor fuerza la presencia de Cristo a muchas personas que no habían logrado encontrarse con él y vivir la resurreción. ¿Hasta cuándo seguirá nuestra jerarquía y muchos católicos cerrándose a ver que día a día perdemos fieles, porque cada vez menos gente encuentra la paz entre nosotros y solo siente nuestro juicio? Ana María Andrade, Santiago, Chile

Diego dijo...

Que hij o de p uta el q escribio este articulo!
¿Como van a festejar q lo suspendan porq dijo algo q no deberian seguir diciendo?... A menos que la iglesia piense que la gente es idiota! Ese creo que es el problema, realmente piensan a sus seguidores como imbeciles infradotados que no reconocen la realidad de la fantasia.

+Nichán+ dijo...

Gracias a Dios, estos "falsos profetas" como lo es el Padre Alvarez Valdés, no van teniendo lugar en la Iglesia. Muchos como él han escandalizado a muchos fieles de fe simple.
Por otro lado sus afirmaciones tienen muy poco asidero científico. Es un charlatán de feria.

José María dijo...

Creo que aún hay personas que no aceptan más que un punto de vista y ese punto es el que viene de arriba y siempre han de quedar con lo que los demás dicen sin atreverse a pensar la fe y vida. Pero bueno en la viña del señor hay de todo y para todos y todos participamos de la verdad.
Para el señor Nichán, qué se fije bien por favor los estudios de Ariel Alvárez porque se lo ha dado la misma Iglesia que lo ha formado. Y no es charlatán de feria amigo son bien fundados los estduios, ahora que no aceptes es verdad es una cuestión de ignorancia amigo que creo debes de leer y formarte y no hablar porque el aire que respiras es gratis.
Feliz Navidad para el que no nació el 25 de diciembre, pero bueno en fin. Solo una fecha acomodada litúrgicamente.

+Nichán+ dijo...

Hay algunos que se hacen llamar católicos, y en realidad no lo son.
En cuestiones doctrinales no existe el "libre pensamiento", porque la doctrina se basa justamente en "dogmas", verdades reveladas que no pueden ser discutidas por los fieles.
Toda afirmación sobre temas doctrinales está sometida a la revisión de la jerarquía de la Iglesia.
El padre Alvarez Valdés ha hecho muchas afirmaciones contrarias a la Fe. Por ellas fue suspendido, con justa razón.
Me viene a la mente por ejemplo esa ponsoña de libro titulado "Puede aparecerse la Virgen María?" En el que, como es su costumbre, violando cuanto principio de la teología católica existe, pretende contestar a ese tema única y exclusivamente basando su respuesta en la Sagrada Escritura. Nunca jamás hará referencia a la Tradición de la Iglesia.
Su visión es en consecuencia: apocada y estrecha. La doctrina profundizada en más de 2000 años de Historia,parecen para él no existir.
Es sin dudas un fundamentalista. Sus repuestas y aseveraciones son propias no ya de luteranos o calvinistas, sino de Testigos de Jehová, respondiendo con frases sacadas de contexto de la Sagrada Escritura.
El Padre Alvarez Valdés, por lo menos profanó la Sagrada Escritura interpretándola a su antojo. Esa misma Escritura cuya autoridad dice él defender.
Su actudud siempre me ha recordado las Tentaciones de Jesús en el desierto, en las que el Demonio cita pasajes de la Biblia, pretendiendo con ellas confundir descaradamente a Nuestro Señor.
Con razón ha sido suspendido, y dicha suspensión confirmada por la Santa Sede.
"Roma locuta, causa finita." Ya lo dice el gran principio.
Con respecto a la fecha de la Navidad, más allá de que me parezca de lo más descolgado el comentario, puedo decir que sencillamente como se desconoce a ciencia cierta cuál es la fecha exacta de la Natividad del Señor, no puede afirmase tampoco que no haya sido un 25 de diciembre. Simplemente se ignora. Las misma posibilidad tienen de ser la fecha exacta de la Navidad, el 6 de enero, el 9 de julio, o si a más de uno le agrada el 29 de marzo.
Por mi parte no tengo problemas con el 25 de diciembre, aunque confieso que el 6 de enero me gusta más.
Muy felíz y Santa Navidad a todos!

José María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José María dijo...

Siempre es la misma historia, cuando uno piensa de una manera distinta con una fe mucha más comprensiva e inclusiva para todos siempre hay personas que se empeñan en desacreditar a los demás dado que no hay fundamentos más que la dóctrina de la locuta roma... y los verticalazos que de ellas emanan, dejando de lado millones de personas que no entran dentro de la definición de Católico de la locuta roma. Más bien yo me pregunto quién se ha escandalizado, por qué no veo que Ariel haya escandalizado a nadie se ha escandalizado aquél que no sabe dónde está su fe y creo más aún que Ariel ha abierto muchas mentes como corazones. Sucede que como no piensa igual que las masas (locuta roma) hay que sacarlo del medio, en ese sentido es igual a Jesús, lo qitaron del medio porque molestaba a la jerarquía. Y siempre habrá "Católicos" que les será mucho más cómodo y tranquilo vivir su seudo "fe" bajo los verticalazos de la locuta roma, que se dictan sin saber el sabor de la experiencia de las distintas comunidades de base. No se llega a la comprensión de la fe solo por aceptar los dogmas, y desacreditar a los que quieren hacerla comprensiva para todos o al menos para muchos, se llega a ella comprendiendo lo que se cree y se vive. Y ahí la razón, para dar explicaciones.
No creo que la visión del Ariel haya sido apocada y estrecha como dices Nichán, se te ha escapado un mecanismo de defensa, que creo, lo vives tú y no Ariel, aunque también lo vive y ejercita bastante la locuta roma
De todos modos seguramente tú y yo seguimos rezando para que Dios nos siga abriendo los corazones y podamos comprender un poquito más de su Misterio Inagotable, porque en definitiva hermano Nichán ninguno tiene la verdad en las cosas que pensamos, pero sí que estamos parados en marcos de referencia muy distintos con sus fines, afines.
Feliz Navidad para ti y para cada uno de los que creemos en Jesús hecho hombre.

+Nichán+ dijo...

José María:
No puedo dejar de notar que cuanta apología se hace del Padre Alvarez Valdéz encuadra a la perfección en el tan denunciado "relativismo", que no es ni más ni menos que el Modernismo condenado por los Papas del siglo XIX y XX.
No existe lugar a la discución en cuestiones dogmáticas: si no se aceptan los dogmas, o se discuten, no se puede uno llamar católico.
En cuanto a lo de "la mayoría", francamente no creo que sea la mayoría de los católicos, sobre todo de los obispos, quienes sean los defensores de la ortodoxia. Más bien te diría que son unos pocos los que realmente adhieren enteramente a la Doctrina de la Iglesia. La gran mayoría lo cuestiona todo.
La verdad es que esto es muy simple: o se adhiere a la Fe o no.
Comparar al P. Alvarez Valdéz con Nuestro Señor, realmente es como comparar un granito de arena con el Monte Everest.